Capilla de San Bartolomé : Tiene forma de prisma rectangular apaisado, con su parte central rematada por un coronamiento de perfil superior sinuoso. El interior, que oficia de hornacina propiamente dicha, ostenta en su frente una arcatura de medio punto que apoya sobre la columna parteluz, y dos medias columnas laterales, que se adosan a las paredes de la caja. Todas ellas son torneadas, y el parteluz está adornado por la devoción popular con puntillas que la cubren a modo de espiral. En cada vano se ubica un santo. En el de la izquierda, San Bartolomé, y en el de la derecha, San Marcos, con sus respectivos elementos iconográficos, todos realizados en pasta.
En las puertas, en una versión sumamente ingenua, aparecen pintadas la Virgen del Rosario y Santa Bárbara.
Alto máximo: 68,5 cms.
Cerrado: Ancho: 52 cms. Profundidad: 21,5 cms.